3 curiosidades del coche eléctrico que no sabías

Los coches eléctricos no solo contaminan menos y nos ayudan a emitir menos CO2 a la atmósfera. Estos coches, a parte de ser eco-friendly, tienen muchas más ventajas que la gente de a pie no conoce. Seguro que te quedarás de piedra al leer las siguientes 3 afirmaciones, ¡son ciertas!

No pagan en zona azul

Esto es algo desconocido por muchos. Un coche eléctrico puede aparcar tanto en zona azul como en zona verde sin ningún tipo de límite. Eso sí, siempre y cuando no esté prohibido por alguna norma en general o particular.

¿Qué necesitas para esto? Solo tendrás que solicitar la nueva pegatina azul que lo acredite como vehículo de cero emisiones y listo. Los vehículos con tecnología híbrida PHEV con capacidad para circular con cero emisiones también pueden tener esta pegatina y gozar de este privilegio.

Todos los coches eléctricos tienen una sola marcha

Si esperabas comprar un eléctrico y cambiar marchas, olvídate de ello. Los coches eléctricos no tienen caja de cambios como los otros, pero ni manual, ni automática. Los bólidos que funcionan con electricidad usan una sola marca y la explicación sorprenderá a los «paganos».

Un motor térmico está muy limitado en revoluciones y eso hace que sea necesario usar marchas para alcanzar velocidades altas y desarrollar su fuerza de forma correcta. En el eléctrico no es necesario. Un coche eléctrico puede acelerar de 0 a 12.000 rpm y empleando un par motor constante, dando toda la fuerza desde el primer momento hasta el último. Eso desencadena en la siguiente acción que podrías no saber.

Los coches eléctricos aceleran más rápido que los diesel y gasolina

Los coches eléctricos tienen fama de ser menos deportivos y pasionales pero eso no es cierto. De hecho, a día de hoy el coche con más aceleración de todos es un eléctrico, ¿os suena Tesla?. La velocidad máxima es de 120 km/h y a pesar de que los coches con motor térmico suelen tener mayor punta no se puede usar. En condiciones similares, siempre va a acelerar mucho más un eléctrico que un motor térmico (diesel o gasolina).

La prueba la puedes llevar a cabo en cualquier semáforo. Si pisas el acelerador a fondo dejarás atrás a todos los demás coches sin problema alguno. En un coche eléctrico el par motor está disponible en todo momento mientras que en los diesel está en torno a las 2500 rpm y en los gasolina suele estar incluso más arriba, en las 3500 o 4000 rpm. Esto significa que solo el eléctrico puede entregar toda la fuerza desde el minuto 1 y en ciudad es una gran ventaja para poder salir airoso de los semáforos y otras situaciones límite.

¿Quieres saber algo más de los coches eléctricos? Es posible que la mayoría de vosotros no conocierais todo esto.

PIDE TU CITA PREVIA