Las 8 claves para cuidar un motor diésel y hacer que contamine menos

Poco queda ya de esa época en la que todo el mundo quería un coche diésel. Sin embargo, siguen consumiendo menos que los gasolina (en algunos casos) y circulan durante miles y miles de kilómetros. Es por eso que hemos hecho un artículo resumido con las 8 claves para cuidar tu motor diésel. Sabemos que la industria demoniza el diésel pero no todo el mundo puede cambiar su coche ya a un vehículo eléctrico o híbrido y por eso te queremos dar unos consejos para que tu coche dure muchos años sin problemas:

  • Cuidar un motor diesel empieza cuando repostamos. Debemos hacerlo en estaciones de calidad que ofrezcan la mejor garantía de medición y un producto limpio.
  • No esperar a que el depósito baje de un tercio de capacidad para llenarlo de nuevo. Si lo apuramos siempre, su contenido producirá acumulación de impurezas y la suciedad que esto ocasiona terminará pasando al motor. Incluso puede ocasionar condensación de agua ambiental dañando la superficie de los pistones y cilindros.
  • Si dejamos el coche parado, no debe estar con el depósito vacío.
  • El cambio de aceite debe hacerse bien y es importante. A su vez, también hay que cambiar siempre el filtro para evitar que pasen impurezas al sistema de alimentación. Se debe usar siempre un aceite de alta calidad y con las especificaciones recomendadas por el fabricante. Un aceite de mala calidad incluso puede dañar el filtro de partículas (el cual es bastante caro de reparar).
  • Hay que calentar bien el motor antes de exigirle al máximo. Pues los motores diesel son sensibles al desgaste con mal engrase y en frío, produciendo mucha carbonilla cuando están en este estado. Lo ideal es rodar siempre suave los primeros kilómetros hasta que la temperatura llegue a la zona óptima (luego ya podremos darle zapatilla sin pasarnos de los límites legales).
  • Igualmente, al llegar de un viaje largo y a velocidad constante no se debe parar y apagar el motor de golpe. El turbo se lubrica por aceite y necesita enfriarse. Es aconsejable dejar el motor a ralentí durante 2 o 3 minutos antes de apagarlo.
  • Al conducir se puede cuidar el motor si circulamos a régimenes medios aunque de vez en cuando le podemos dar algo más de zapatilla rodando en torno a las 3000 rpm durante 10 km para limpiar bien los conductos de motor y escape. Incluso podemos usar algún aditivo especial para limpiar el sistema diésel, mejorar la combustión y reducir emisiones.
  • Otra de las cosas recomendables es el proceso de descarbonización que ofrecemos los talleres con un precio no muy alto y que elimina los depósitos de carbonilla y residuos, usando una mezcla de oxígeno e hidrógeno pero sin dañar las partes mecánicas del motor.

¿Conocías todo esto? Son los 8 mandamientos que debes aplicar si quieres que tu motor diesel se mantenga joven con el tiempo y en buen estado.

PIDE TU CITA PREVIA