Horario de Lunes a viernes: 8:00h – 14:00 y de 15:30 – 19:00h

Cambio de amortiguadores

cambio amortiguadores coche

Cambiar los amortiguadores del coche en Madrid

La suspensión, junto con los neumáticos y el equipo de frenos son los elementos que nos aportan una mayor seguridad cuando estamos al volante de un coche, los cuales tenemos que revisar cada vez que llevamos el vehículo a realizar un mantenimiento rutinario con el objetivo de comprobar su correcto funcionamiento. Cambiar los amortiguadores de un coche suele ser el gran olvidado para la gran mayoría de conductores ya que por norma general las marcas no suelen incluirlos dentro de su programa de conservación de los automóviles y en las ITVs, a no ser que estén completamente destrozados, no suelen ponernos pega alguna al respecto.

Debemos de tener en cuenta que cuando circulamos con nuestro coche, principalmente en ciudad, los amortiguadores suelen comprimirse y extenderse de media entre 5.000 y 7.000 veces por minuto, trabajando de forma constante y sin parar, permitiendo ofrecer confort a los ocupantes y principalmente conseguir mantener pegadas las ruedas contra el asfalto y de esta manera disponer siempre del máximo agarre posible para que en situaciones de emergencia, los frenos, junto a los neumáticos, nos permitan salir airosos de cualquier situación, motivo por el cual, cambiar los amortiguadores del coche debe de ser un mantenimiento, al igual que la sustitución del aceite o filtros, que hay que llevar a raja tabla por parte de los propietarios de un vehículo.

Cuando la suspensión de un coche, en especial los amortiguadores, están gastados, notaremos como el coche, ante un giro del volante, un aceleración fuerte o una simple frenada, balancea, notando, como se suele decir comúnmente, que estamos conduciendo una barca. Si hemos llegado a ese punto, el cambio de suspensión lo deberías hacer de manera inminente, tanto por tu seguridad como por mantener el confort y las cualidades dinámicas con las que los ingenieros diseñaron tu coche. Aún así, cambiar los amortiguadores de tu coche, junto con los muelles, es recomendable que se realice entre los 80.000 y 100.000 Kms o cada 5 años como máximo.

El cambio de suspensión de un coche, por lo tanto, debe de ser uno de los mantenimientos programados que debemos incluir en nuestra lista de piezas de desgaste de un coche a sustituir cada determinado tiempo y es que el aceite que fluye por dentro del amortiguador, al igual que el del motor o la caja de cambios, se va desgastando con el uso y el tiempo, motivo por el cual dejan de realizar las funciones de manera correcta para las que fueron diseñados. Además, a diferencia de la creencia popular, cambiar los amortiguadores de un coche no es un mantenimiento especialmente caro.

Cuando se realiza un cambio de amortiguadores siempre es recomendable realizar un paralelo, ya que para sustituirlos es necesario desacoplar las ruedas de las suspensiones, lo cual provoca un desajuste en la posición de las mismas. Su coste es mínimo y además conseguirás que las ruedas vuelvan a estar mirando en la posición original mejorando el desgaste de los neumáticos y con ello tener que sustituirlos cada más tiempo, por lo que tu bolsillo te lo agradecerá. Además, con el uso diario del coche, pasando por badenes, baches o imperfecciones de la carretera, el paralelo del coche se va desajustando, por lo que nunca viene mal realizarlo.

¿Cómo saber si tengo que cambiar los amortiguadores de mi coche?

Tal y como comentábamos más arriba, para saber si es necesario realizar el cambio de suspensión o bien te puedes guiar por el kilometraje o años que tenga tu coche, o bien por la inclinación de la suspensión al tomar una curva o frenar, aunque a veces, debido a la costumbre y a que no es algo que cambie de la noche a la mañana, podemos llegar a pensar que están en buenas condiciones, por ello, otra de las formas que tenemos para descubrir de manera rápida si tenemos que cambiar los amortiguadores y muelles es ejercer un poco de fuerza sobre el capó del coche y si este se hunde con facilidad y vuelve a su posición original rápidamente, es uno de los sintomas de que debemos de sustituir la suspensión de manera inmediata.

En ocasiones, si nuestro coche es un deportivo, o en su momento pusimos una suspensión muy dura, puede que con este experimento no salgas de dudas ya que los muelles que limitan el recorrido de los amortiguadores suelen ir en consonancia con la dureza de los mismos y su vida útil es superior por ello, en Automotor y Ventas te recomendamos que vengas a conocernos a nuestro taller en Madrid para que nuestros mecánicos puedan evaluar el estado real de los amortiguadores de tu coche.

Si quieres conocer un presupuesto detallado para el cambio de amortiguadores del coche, ponte en contacto con nuestro equipo de Automotor y Ventas donde te asesoraremos del precio del cambio de suspensión así como si es necesario en este momento.