Horario de Lunes a viernes: 7:00h - 14:00 y de 15:30 - 19:00h

Cambio de correa de distribución

Cambiar correa distribución coche

Todo vehículo actual, cualquiera, tiene un mantenimiento. Incluso los tan alabados coches eléctricos tienen mantenimiento. Sí, es algo más reducido que un vehículo con motor de combustión, pero tienen un mantenimiento específico que se centra en las baterías, por ejemplo. Sin embargo, una de las mayores ventajas que tienen los coches eléctricos, es la ausencia total de correa de distribución, un elemento que supone de uno de los mayores gastos en mantenimiento de un coche convencional.

La correa de distribución es un elemento completamente vital para un motor de combustión, o dicho de otro modo, es sumamente importante para la mayoría de los coches modernos. Sin este elementos el motor, directamente, no funcionaría y una rotura supone una de las averías más desastrosas que se pueden sufrir en un vehículo. Si la correa de distribución se rompe, tenemos todas las papeletas para desembolsar más de 2.000 euros. Y eso teniendo suerte.

Por eso la correa de distribución tiene un mantenimiento y unos tiempos de trabajo, para evitar roturas y para asegurar un funcionamiento perfecto en todo momento. Hay coches cuyo motor no usa correa de distribución, usa cadena, una solución sin mantenimiento teórico y una solución escogida por el tipo de motor o por el precio del modelo en cuestión. La correa de distribución es una solución más económica y sencilla, más silenciosa y más ligera, siendo la solución más usada en la industria.

Es el momento Pide Cita Ahora

Porque es muy importante tener tu vehículo preparado para cualquier adversidad.

Correa de distribución, ¿cada cuánto hay que cambiarla?

La correa de distribución se fabrica, por lo general, con materiales como el caucho y el kevlar, con pequeños cables trenzados de acero y de nylon. Es tremendamente resistente, pero también está expuesta a un trabajo abrumadoramente exigente. Sufre enormes temperaturas del orden de 100 grados, sufre tensiones con cada aceleración y sufre torsiones con cada movimiento del motor. Tiene que soportar el esfuerzo que le llega desde la polea del cigüeñal y enviarlo al resto de elementos como la polea de los árboles de levas o la bomba de aceite.

Todo esto unido a sufrir los envites del medio ambiente, algo que también afecta a los materiales con los que se fabrica la correa de distribución, hacen que llegado un momento, pierda sus facultades y no sea capaz de soportar los esfuerzos a los que está sometida. Es en ese momento cuando debemos proceder al cambio de correa distribución.

¿Cuándo es ese momento? Pues según cada marca y del motor. Todos los fabricantes realizan pruebas a sus automóviles durante las cuales, se pueden llegar a recorrer cientos de miles de kilómetros. Además, viajan con sus coches a zonas de calor y frío extremos (pueden superar los 50 grados a la sombra y los 30 grados bajo cero) para poder garantizar un buen producto, que sea eficiente, eficaz y duradero. Durante esas pruebas, se determina el mantenimiento y cada cuanto se debe realizar.

Por ejemplo, el cambio distribución puede ser a los 60.000 kilómetros o bien, puede ser a los 150.000 kilómetros. Dependiendo del motor, de la marca e incluso del tipo de coche, el momento de cambiar la correa de distribución o la batería puede variar muchísimo. Por lo general, como kilometraje medio, hay que cambiar la correa del coche cada 100.000 kilómetros. Pero ojo, esto es una media, debemos consultar el libro de usuario de nuestro coche para saber cuándo debemos cambiar la correa distribución.

Cambio correa distribución precio, ¿es muy caro?

El cambio distribución es una de las operaciones de mantenimiento que menos gusta realizar a los conductores. Y no es porque a los usuarios les suponga mucho trabajo, en realidad es que más molesta realizar por su precio. Dependiendo del taller, del motor e incluso de la marca del coche, un cambio correa distribución precio de hasta 1.000 euros. En marcas de muy alta gama, como Porsche o Maserati, la operación de cambio de la correa del coche puede superar con creces los 3.000 euros.

También es justo reconocer que la mano de obra de un marca como Porsche tiene un precio muy elevado. Son motores de altas prestaciones y requieren a un personalmente altamente cualificadas a las que se debe ofrecer un buen sueldo mensual, algo que al final repercute en el precio final para el cliente. Los componentes también suman, obviamente, pero la diferencia real entre un marca como Nissan y una como Porsche es el coste de la mano de obra.

Así, por tanto, cambio correa distribución tiene un precio medio de unos 500 euros. Es importante tener en cuenta que, nuevamente, hablamos de un precio medio, una referencia que puede no coincidir con el precio de cambiar la correa distribución en tu taller de confianza. Hay talleres que tienen ofertas y descuentos y hay otros cuya mano de obra es más barata, así que antes de dejar el coche mejor informate.

¿Por qué cuesta tanto el cambio de correa del coche? Pues porque se trata de una operación delicada, que requiere de conocimientos y además, necesita muchas horas de trabajo. Dependiendo del coche, hay que desmontar muchas cosas para acceder hasta la correa de distribución y posteriormente, hay que volver a montarlo todo. Hay que saber cómo montar los elementos de la correa de distribución, porque si se monta mal se puede crear una avería importante. Sería como si se rompiera la correa de distribución.

¿Cuánto se tarda en el cambio de correa coche?

Uno de los apartados que debemos tener en cuenta cuando acudimos a nuestro taller de confianza a realizar el cambio de correa distribución, es el tiempo que tendrá que estar el coche en el taller. Aquí no sólo afecta el tiempo que sea necesario para la operación de cambio correa coche, también influiría la disponibilidad del taller para trabajar en el coche. Puede que haya encargos por delante del nuestro y tengamos que esperar unos días más, aunque en ese caso, al ser cuestión del taller, no nos cobrarán por tener el coche guardado.

Por lo general, un cambio distribución necesita hasta seis horas, dependiendo, como siempre, del tipo de coche. Habrá modelos en los que hará falta menos tiempo, pero habrá otros en los que hará falta mucho más.