¿Por qué unos colores de coche sufren más que otros al sol?

La radiación solar y el calor afectan a nuestro coche, pero no solo a su interior sino también a su exterior e incluso a su mecánica. Hablando de pintura debemos aclarar que esta no solo sufre por las elevadas temperaturas sino también por los famosos rayos UV (ultravioletas). Estos rayos son el mayor problema para nuestro coche cuando este está al sol.

Y a pesar de que las pinturas cada vez incorporan más tecnologías para protegerse de estos rayos, la exposición prolongada hace que se vayan degradando poco a poco pero… ¿Por qué unos colores sufren más que otros?

No todas las pinturas sufren lo mismo cuando están expuestas al sol

Esto es algo que mucha gente no sabe, pero no todos los colores pierden su tono con la misma rapidez y de hecho el rojo es el color que más sufre con el tiempo. Para entender por qué vamos a resumirlo sin dar demasiados detalles complejos.

La luz está formada de un espectro de longitudes de onda, y los materiales absorben y reflejan estas longitudes. Cada color tiene una longitud de onda en específico y puede absorber todos los demás colores a excepción del suyo propio. Y ese es exactamente el problema del color rojo, pues las longitudes de onda asociadas con este color son la energía más baja de la luz visible y eso hace que las longitudes de onda que absorbe sean más enérgicas, degradándose mucho más el color.

Es por eso que es «normal» ver colores rojos que con el sol se han ido tornando en un color rosáceo y mate. Pero el rojo no es el único color que sufre: los amarillos, negros y blancos también tienden a degradarse bastante. Los amarillos se acercan al beige, los blancos tiran a amarillo y los negros se van volviendo blancos acercándose al gris. En otros colores el desgaste no es tan acusado, pero también se degradan.

¿Cómo proteger la pintura del sol?

En España tenemos bastante sol, por lo que si vamos a tener el coche aparcado en la calle es importante buscar un lugar para él alejado del sol intenso. Cuanto más protejas el coche del sol, más tiempo durará la pintura de tu carrocería en buen estado. También es importante que le vayas dando un buen mantenimiento, lavándola a menudo y evitando que la suciedad también vaya degradando la pintura.

PIDE TU CITA PREVIA