¿Cómo debemos actuar cuando nos vemos sorprendidos por una riada?

Al llegar el otoño, es muy frecuente que nos veamos sorprendidos por tormentas, por la «gota fría» o crecidas de los ríos que provocan inundaciones.

¿Qué debemos hacer si en ese momento, vamos conduciendo?

La DTG publicó un reportaje en su revista digital y nos explica que hay varías pautas y recomendaciones en caso de que nos veamos sorprendidos por una gran cantidad de agua en la calzada.

  1. Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es la previsión del tiempo. Evitaremos conducir en condiciones climatológicas adversas y en caso de tener que hacerlo, siempre se debe ir por vías principales, evitando los caminos y carreteras secundarias.
  2. Debemos prestar atención a los efectos que las lluvias hayan provocado en la calzada, como la aparición de socavones. Además hay que tener en cuenta que si hay inundaciones, vamos a perder el control del vehículo.

En el caso que no tengamos mas remedio que conducir en una riada, os vamos a facilitar unas pautas que sin duda os serán de gran ayuda.Cómo conducir en riadas

  1. Lo fundamental es mantener la calma y ser cauto.
  2. Si se desconoce el camino, lo mejor es salir a una vía principal o llamar al 112 para solicitar información.
  3. Debajo del aguda, nos puede haber sedimentos que hayan sido arrastrados, como arena, ramas de árboles, troncos, etc. Estos elementos pueden dificultar aun más, la conducción.
  4. Si el agua ya supera la altura de las ruedas, en este punto se produce una perdida de control por la falta de estabilidad del coche y habría que salir del interior del vehículo.
  5. Si no podemos abrir las puertas por la presión ejercida por el agua, lo que debemos hacer es salir por las ventanillas.
  6. Nunca se debe nadar contracorriente, siempre tenemos que hacerlo en la misma dirección de la corriente y orientar nuestro rumbo hacia una de las orillas, árboles o cualquier elemento que nos sirva para agarrarnos y no ser arrastrados.