¿Cuantas personas pueden ir en un coche durante la desescalada?

Conducir desescalada

La crisis que estamos sufriendo por culpa del COVID-19, más conocido como “coronavirus”, parece estar llegando a su fín. Tras muchos días sin poder salir de nuestros hogares, el gobierno ha puesto en marcha lo que han llamado “desescalada”, una vuelta a la normalidad que requerirá de cierto tiempo y se llevará a cabo poco a poco. No obstante, ya se pueden llevar a cabo diversas actividades y hay cosas que cambian respecto al estado de alarma convencional.

Hasta el momento, nuestros movimientos estaban muy limitados el uso del coche debía estar justificado. No se podía salir a pasear, no podíamos ver a los nuestros y tampoco se podía salir a conducir, ni siquiera una moto aunque ya está el colectivo pidiendo que les dejen salir a rodar alegando que se trata de un deporte en solitario. En definitiva, no está siendo fácil, ni mucho menos, aunque debemos aguantar y superarlo poco a poco.

Con la desescalada, como decíamos, las cosas cambian un poco y determinadas actividades ya se pueden realizar. Se tienen algunos límites e incluso se deben cumplir horarios, pero al menos los niños pequeños pueden salir a la calle, las personas mayores pueden salir a pasear y los desplazamientos en coche están menos restringidos. Sin embargo, aunque la gente no parece tener muy claro qué se puede hacer y qué no, hay una cosa en la que todo el mundo duda: ¿cuántas personas pueden ir en el coche?

Antes, tan solo podía ir una persona y en caso de necesidad, podían ir dos y sentados en diagonal, es decir, el segundo ocupante debía ir en la plaza trasera que se encuentra tras el copiloto. Esto se hacía para mantener la distancia mínima para evitar contagios y con la desescalada en marcha, ya no es así. La entrada en vigor de la “Fase 0”, la primera parte de la desescalada ha ampliado el rango de uso de un vehículo y también el rango de personas que pueden ir en el mismo coche al mismo tiempo.

Lo explica la “Orden TMA/384/2020” en el artículo 2: “En los transportes privados particulares y privados complementarios de personas en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, podrán desplazarse dos personas por cada fila de asientos, siempre que utilicen mascarillas y respeten la máxima distancia posible entre los ocupantes».

Es decir, ya pueden viajar en el mismo coche más de dos personas y sin necesidad de sentarse en diagonal. Pueden viajar dos personas por fila de asientos y separadas todo lo posible, siendo obligatorio el uso de mascarillas. Así, en un turismo convencional, podrán viajar cuatro personas. Un paso adelante que, sin embargo, deberíamos tratar con cautela porque los contagios todavía son muy reales.