¡No laves tu coche con agua a presión, es peligroso!

Lavar el coche a mano a la antigua ya no es tan común como pensábamos. La evolución ha dado paso a nuevas prácticas para dejar el coche reluciente. Entre estas formas de lavar el coche encontramos el lavado a presión, que deja atrás al típico cepillo. Y aunque los equipos de lavado a presión son rápidos, seguros y sofisticados, pueden perjudicar la calidad de la pintura de nuestro coche.

Ya sea por falta de tiempo, de espacio en el garaje o para un mejor resultado, buscamos el servicio de lavado a presión, sin pensar que este método podría afectar la pintura del coche si no se usa a una distancia adecuada.

La pintura podría levantarse si ya cuenta con imperfecciones

Al igual que lavar el coche en pleno día soleado, el chorro a presión podría causar problemas en la pintura del vehículo, debido a que el agua sale a una gran velocidad y fuerza. Esto puede traer como consecuencia el levantamiento de un trozo de pintura.

Un sistema de lavado a presión funciona de acuerdo a lo dicho en la Tercera Ley de Newton del movimiento: «Cada acción tiene una reacción igual y opuesta». Si pasamos lo dicho por el científico al equipo de lavado a presión, veremos que este genera un empuje propulsado por la reacción que se genera cuando el agua se fuerza hacia atrás. De aquí la gran presión del dispositivo.

Ante esto, es recomendable utilizar el chorro a presión a una distancia mayor a la que siempre se suele colocar. Y de igual manera, tener más cuidado cuando pasemos el chorro de agua por las partes del vehículo que hayan sufrido rayones y golpes, ya que ahí podría haber un trozo de pintura frágil y desprendible con una presión notable.

Cuando lleves tu coche a un sitio de lavado, asesórate que estén cumpliendo con la distancia necesaria para rociar el agua por todas las partes del automóvil. Y cuando estés lavando tu coche en el garaje, asegúrate de estar cumpliendo con esta normativa. Si ves que en algún lado de tu vehículo hay partes con golpes o trozos de pintura frágiles, aumenta la distancia para que no suceda nada fuera de lo común. Y así, pasados unos días, no tendrás por qué venir a nuestro taller a reparar ese daño.

PIDE TU CITA PREVIA