El exceso de calor afecta seriamente a nuestros vehículos

Las elevadas temperaturas que estamos sufriendo este verano, pueden afectar seriamente a nuestro vehículos y como consecuencia a nuestra seguridad.

Efectos del calor sobre la conducción

Efectos de las elevadas temperaturas en la conducción

Estudios demuestra que a una temperatura superior a los 24ºC, la capacidad de reacción y de respuesta de los conductores, se puede ver afectada. Si ese incremento es superior a los 30ºC, se produce la pérdida de un 10% de la atención y cuando el termómetro sube a 35ºC, los efectos son similares a conducir bajo los efectos del alcohol.

Pero el exceso de calor, no solo afecta a las personas, también afecta al propio vehículo y concretamente:

  • Al Sistema de Frenada: los frenos tienden a degradarse de forma prematura por el efecto de las altas temperatura. Por otro lado, el líquido de frenos puede hervir  y si esto sucediera, los frenos no funcionaría  y la consecuencia es que se puede llegar a perder el control del coche.
  • Los componentes de plástico, como las gomas de las ventanillas, lunas, puertas, volante, salpicadero y especialmente a las escobillas del limpias , se deterioraran con facilidad por la calor y es necesario repararlos y/o reponerlas con mas frecuencia.
  • Debemos tener en cuenta el color de vehículo ya que los coches rojos y negros adsorben más el calor que los blancos o tonos claros. A la hora de comprar un coche es un punto importante a tener en cuenta. Además los coches de color rojo tienden a perder el brillo por los efectos de los rayos ultravioletas.

En Automotor y Ventas, recomendamos que si el vehículo no disponen de lunas con filtro solar, poner Laminas para filtrar las radiaciones solares que dejaran pasar la luz, pero no permiten que el interior del coche se «queme».

No olvidar hacer las revisiones pertinentes, en especial del sistema de frenada, esto es fundamental para nuestra seguridad.

Siempre que se pueda, se debe aparcar a la sombra y si no fuera posible, por lo menos que lo esté durante la mayor parte del día para protegerlo de los efectos nocivos del sol.

Cuando vamos a entrar en un coche que tiene una elevada temperatura en el interior, lo que debemos hacer es abrir las ventanillas al mismo tiempo que encendemos el aire acondicionado para que entre aire del exterior que está una temperatura inferior a la interior y  damos tiempo a que el sistema de refrigeración empiece a hacer efecto y una vez que empiece a salir aire frio y la temperatura interior del vehículo ha descendido, lo que debemos hacer es subir las ventanillas.

Recuerda!!! Toda precaución al volantes es poca y lo importante es llagar.