¿Cuál es la mejor solución ante un pinchazo?

En nuestros coches podemos encontrar soluciones temporales para este imprevisto como pueden ser: la rueda de repuesto completa, rueda de repuesto temporal (galleta), kit de reparación de ruedas o rueda run-flat.Sufrir un pinchazo en la rueda de tu vehículo es una de las eventualidades más comunes que suelen ocurrir en carretera, por eso, es importante estar preparados y contar con la información necesaria para gestionarlo de la forma más rápida y eficiente posible.

En nuestros coches podemos encontrar soluciones temporales para este imprevisto como pueden ser: la rueda de repuesto completa, rueda de repuesto temporal (galleta), kit de reparación de ruedas o rueda run-flat.

-La rueda de repuesto completa:

Con esta rueda debemos vigilar que la presión sea correcta durante su tiempo de almacenaje. Es la mejor solución ya que no perderemos funcionalidad. Es importante, a pesar de que se trate de una rueda de repuesto completa, arreglar el pinchazo cuanto antes y sustituirla, ya que la rueda de repuesto presentará un desgaste diferente al resto de neumáticos y no tendrá un equilibrado adaptado a su posición. Como contrapunto debemos señalar que ocupa mucho espacio en el vehículo, por lo que muchas veces se opta por otro tipo de soluciones.

 

-Rueda de repuesto temporal:

Se trata de una solución como bien indica su nombre temporal, cuenta con limitaciones de velocidad y está pensada para realizar únicamente el camino hasta el taller más cercano. Su uso fuera de estos límites resulta peligroso, ya que se minimiza el agarre y amplía la distancia de frenado. Su mayor ventaja es el poco espacio que ocupa en el maletero. Hoy en día su uso es muy común.

 

-Kit de reparación de ruedas:

Este kit permite una optimización máxima del espacio en el maletero y la reparación temporal del pinchazo en un neumático. Su mayor inconveniente viene al sufrir un desllantamiento o un reventón, ya que son casos para los que el kit no se puede usar.

 

-Rueda Run-Flat:

Se trata de un tipo de neumático que no pierde presión ante un pinchazo. Su uso tras sufrir tras esta eventualidad tiene limitaciones, al igual que pasaba con la rueda de repuesto temporal, tanto en velocidad como en kilómetros que podemos recorrer. Entre sus desventajas encontramos un precio más alto que en el resto de neumáticos y que suelen notarse más las irregularidades del terreno al llevarlos puestos.

 

Ahora ya sabes cuáles son los medios disponibles para enfrentarte a esta situación. Pero el mejor modo de no tener que llegar a usarlos es tener los neumáticos de tu coche en un estado óptimo.