inflar neumaticos nitrogeno

Cada día son más los conductores que utilizan nitrógeno para inflar los neumáticos de sus vehículos, algo que no resulta nada extraño, puesto que los beneficios de hacerlo superan la pequeña cantidad de dinero extra que puede llegarse a pagar por usarlo. Por otro lado, el nitrógeno además de mejorar la seguridad de las ruedas, ayuda a que su vida útil sea mucho más larga. Sin olvidar que con su uso conseguimos ser mucho más respetuosos con el medio ambiente.

 

2×1 en neumáticos BRIDGESTONE*

Más información

Si ha llegado el momento de cambiar tus neumáticos, aprovecha la promoción de

2×1 en neumáticos BRIDGESTONE* y conduce con tranquilidad y seguridad.

*Promoción disponible hasta el 15 de agosto de 2022. Consultar condiciones

 

Motivos por los que es preferible inflar los neumáticos con nitrógeno

Los motivos por lo que es mejor inflar las ruedas con nitrógeno son muy diferentes, por lo que no es de extrañar que sea un servicio muy recomendado por los mecánicos especialistas. Veamos cuáles son.

  • Aumentan el agarre y la adherencia del coche al asfalto. Los neumáticos funcionan más eficientemente en todos los aspectos al reducir su deformación ante los distintos cambios de presión. Esto se nota sobre todo en las frenadas que son mejor soportadas por estos.
  • Alargan la vida útil de los neumáticos. Utilizando nitrógeno a la hora de inflar los neumáticos, la presión del interior de estos es mucho más estable. Esto consigue que su duración se prolongue hasta en un 20% más de tiempo.
  • Disminuye el riesgo de sufrir reventones. El nitrógeno es mucho más tolerante frente a los cambios de temperaturas, lo que hace que cuando las temperaturas son altas, la presión de los neumáticos no aumente tanto como pasaría con el típico aire con el que se inflan las ruedas. Esto hace que se reduzca el riesgo de que suceda un reventón inesperado.
  • Mejor estabilidad del coche. En las curvas la estabilidad del vehículo será mucho mejor, así como la presión que se transmite a los demás componentes como pueden ser la dirección y los amortiguadores.
  • Perfectos para todos los neumáticos. Da igual cuál sea la marca, el ancho, el modelo o el tamaño de las ruedas, el nitrógeno es adaptable a todos ellos y a todas las situaciones.
  • Un consumo más sostenible. El nitrógeno favorece un ahorro en el combustible, lo que implica mayor respeto por el medio ambiente, ya que se minimizan las emisiones de CO2.
  • Es utilizado por equipos profesionales y grandes empresas. Las propias compañías aéreas usan nitrógeno para inflar los neumáticos de los aviones, así como los equipos de Fórmula 1, que lo utilizan en las ruedas de los coches que salen en las competiciones.

Como se puede comprobar, usar nitrógeno en vez de aire a la hora de inflar los neumáticos, es una práctica que deberían aplicar todos los conductores. En cualquier caso, cada día se encuentra más extendida, por lo que no es de extrañar que sea un servicio con el que cuentan prácticamente todos los talleres mecánicos en la actualidad.