7 ruidos de tu coche por los que deberías acudir al taller

No siempre hay que esperar a que nuestro coche rompa para llevarlo el taller. Ciertos problemas, detectados a tiempo, nos ayudan a evitar reparaciones de gran calibre y prevenir posibles efectos derivados. Es por eso que, en ciertas ocasiones, deberemos acudir al taller por prevención.

Además de las revisiones pertinentes, según el kilometraje del coche, hay 7 ruidos que nunca deberías ignorar. Acudir a tu taller de confianza y pedir que verifiquen tu vehículo será la solución más racional. Aquí tienes 7 de los ruidos más habituales a los que deberías hacer caso:

  • Ruidos sincronizados: si el ruido se sincroniza con el del motor con repiqueteos o ruido a muelle suelto es posible que algún pistón esté roto o apunto de dañarse por completo. Acude a tu taller porque la avería podría ser importante.
  • Silbidos: si tu coche silba mucho eso puede deberse por una culata en mal estado, grietas o válvulas en mal estado. En muchos casos, el silbido del turbo se puede llegar a confundir como algo malo pero en otras resulta que está en mal estado y no está soplando donde debería.
  • Golpes metálicos: en el caso de que escuche ruidos metálicos es posible que se deba al contacto de los pistones con alguna válvula que podría derivar en una avería grave.
  • Petardeo al acelerar: si las juntas del escape están en mal estado tu coche podría parecerse mucho a uno de rally. Significa que hay defectos en las juntas.
  • Roces de correas: en el caso de que tu coche roce mucho con la correa, sobre todo al arrancar, esto puede significar algún daño de algún tensor o alguna de las correas. Es importante verificarlo, sobre todo si está en la distribución ya que un daño en la misma puede derivar en una reparación muy costosa.
  • Ruido de carraca: esto puede ser debido a un nivel de aceite no suficiente en el cárter o bien a una pieza mal fijada en alguna parte del coche.
  • Ruido de máquina de coser: en el caso de que tu coche suene como una máquina de coser es posible que los empujadores tengan holgura o que haya algún problema en la cola de las válvulas.

Todos estos ruidos son un síntoma evidente de que tu coche debería acudir al taller. Nosotros te recomendamos pasarte porque podrías ahorrarte mucho dinero a la larga. Esperar al último momento para visitar a tu mecánico puede suponer abonar muchísimo más dinero y tener que esperar mucho más tiempo debido a la gravedad de la avería.

PIDE TU CITA PREVIA