¿Sabes cómo afecta la «nueva normalidad» a la ITV?

Las ITV ya están en funcionamiento en toda España, aunque el trabajo acumulado puede ser muy elevado. Por eso y debido al parón casi total que hemos sufrido en España, los plazos para pasar la ITV a nuestro coche son muy concretos. No obstante, hay que tener una cosa muy en cuenta: la ITV ha debido caducar durante el estado de alarma, en cuyo caso, nada de lo que vamos a contar ahora te afecta y debes pasar la ITV lo antes posible si quieres evitar cualquier tipo de multa.

El regreso a la normalidad, que está fechado para el 21 de junio (momento en el que se da por finalizado el estado de alarma), provocará una pequeña locura temporal que podría ser un caos en determinados apartados, como pasar la ITV. En determinadas estaciones, donde la densidad de población es muy elevada, resulta normal encontrarse con colas muy largas en espera de su turno, colas que se multiplicaran por dos o por tres durante próximas fechas al haber muchos vehículos que han visto cómo la ITV caducaba durante la cuarentena.

Por ello, para evitar problemas mayores y una afluencia desproporcionada a las ITV (entre otras cosas), el Ministerio de Industria ha concedido una moratoria de mínimo 45 días, a los vehículos que vieron caducada su ITV durante el estado de alarma y así no ser multado. Hablamos de un mínimo de días, ya que según la fecha que debería haber tocado, el tiempo otorgado para poder acudir a una estación de ITV varía. Dependiendo de la semana del estado de alarma en la que venció la inspección hay que añadir más días a la moratoria.

ITV Desescalada

El único inconveniente es que la fecha de inspección no será cuando se pase, si no cuando debería haberse pasado. Es decir, si la pasamos en junio pero deberíamos haberla superado en abril, la siguiente inspección será en abril de 2020 y no en junio.

Para poder superar la ITV, hay que solicitar una cita previa. No importa si tenías cita previa cuando se declaró el estado de alarma, quedó anulada en el mismo momento que comenzó la cuarentena. Se puede realizar por teléfono o vía internet y tampoco estaría de más realizar una pre-ITV dado el largo tiempo que ha estado el vehículo parado y sin usar.

Consultar igualmente con el seguro, porque podríamos estar circulando también sin seguro. Las aseguradoras cubrirán a los vehículos con la ITV caducada durante el periodo de vigencia del estado de alarma. Si caducó antes, estaremos ante un serio problema. Si caducó después tampoco tenemos excusa.